cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo Gonzlez

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Para decir México


Miguel Angel Sánchez de Armas


Decir México, me pregunto, ¿será como el personaje de la novela de Luis Arturo Ramos, quien salido de la madre patria rumbo a la América y a la mitad de la mar océano se pregunta en qué momento dejará de decir Méjico, con jota, para comenzar a decir México, con equis?

México, lo mexicano, son vocablos que salpican nuestra conversación pero a los que muy raramente damos más que una referencia geográfica: nacimos al sur del Bravo, crecimos en suelo azteca y esperamos que un día nos cubra “esta tierra que es tierra de hombres cabales”.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Nuevo paradigma en las relaciones Cuba- EE.UU.?

Germán Gorraiz Lopez

El cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, exigido por vigésimo octavo año consecutivo en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas y aprobado de forma abrumadora por 187 votos a favor, 3 en contra (EE.UU., Israel y Brasil) y 2 abstenciones, reafirma la libertad de comercio y navegación ante un bloqueo anacrónico instaurado por Kennedy en 1.962 y que habría supuesto para la Isla unas pérdidas directas e indirectas estimadas en 110.000 millones $ según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y cerca del Billón $ según el Gobierno cubano.


Más desde España


Por los caminos de Sancho


 

 

 

 
MarcaPasos
 

 

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua

Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.

Leobardo Alvarado

 

 

 

 

    (N. de R. – Por esta ocasión, el autor de esta columna cede su espacio al reconocido Dr. Héctor Padilla en ocasión de conocer los efectos del Covid-19 en los ámbitos local y estatal)

 -

 

 

 

 

 

Análisis descriptivo de la

 

información oficial disponible sobre

 

el COVID en Ciudad Juárez

 

y el estado de Chihuahua

 

 

 

Héctor Padilla

 

 

Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.

 

Se dice que las crisis generan también oportunidades, porque permiten detectar aquello que no funciona y estimulan la innovación y el cambio. Esto puede verse en la manera diferenciada en que están respondiendo los países en el mundo y al interior de ellos, sus gobiernos centrales y locales, y la ciudadanía. Son respuestas que revelan las contradicciones sociales de esas sociedades, las fortalezas y debilidades de las estructuras institucionales de gobierno, la eficacia y cobertura de sus esquemas de salud pública, los niveles generales de bienestar y educativos, historia y cultura política prevalecientes y las tradiciones y pautas de vida social y comunitaria.

 

 En el caso de México, uno de los aspectos que expresan la manera en que las pautas de conducta están en crisis por la pandemia, es la manera en se gestiona la información (quién, por qué, cómo y través de qué medios informa, por un lado, y quién y cómo recibe la información y cómo la reproduce o replica). Fenómenos como los rumores, las noticias falsas, campañas de información o desinformación, sesgos informativos con propósitos diversos (políticos, ideológicos, comerciales, por ejemplo), no son nuevos, pero se han exacerbado con la crisis provocada por la pandemia. Son fenómenos que, además, expresan las contradicciones sociales preexistentes y los conflictos suscitados por el manejo social, sanitario y político de la pandemia.

 

       En Ciudad Juárez, un ejemplo de estas contradicciones sociales y conflictos se expresa en la controversia en torno a la responsabilidad que tiene o pudiera tener la industria maquiladora en la propagación del contagio y directa o indirectamente en la tasa de letalidad de esta ciudad; una tasa alta en comparación con otras ciudades de la región (El Paso, Las Cruces y Chihuahua). Esta controversia transcurre a través de los medios de comunicación y redes sociales,[1] y se cruza con otra discusión centrada en la suspensión total o parcial de la actividad industrial, los pagos completos o reducidos de los salarios y los despidos en empresas maquiladoras.

 

En esta controversia destacan exigencias de información y llamados a investigar que básicamente revelan la ausencia de información que pueda contribuir a crear condiciones para un diálogo y posibles soluciones negociadas entre las partes. Dicho de otra manera, la controversia revela las carencias del modelo de gestión de la información que tenemos, el cual abarca a todos los actores sociales y ámbitos de la población. Carencias informativas que debemos superar como sociedad, para tener elementos de juicio que nos permitan superar los conflictos con una perspectiva de ciudad.

 

En este contexto, con el fin de contribuir a tal propósito, la intención de este somero análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua, es mostrar las principales características de la estadística sobre los decesos y contagios de COVID. Para ello, se describe y compara los registros de la base de datos abiertos actualizados al 5 de mayo, que presenta la Secretaría de Salud[2] para Ciudad Juárez, Chihuahua y resto de la entidad en las variables: modo en que hubo contagio, sexo, edad, tiempo que transcurre entre el síntoma, el ingreso a un hospital y fallecimiento, sintomatología y comorbilidad, sistema de salud que atendió). Al final se presenta un resumen y varias preguntas sobre los resultados que arroja esta revisión provisional del registro estadístico oficial.

 

Contagio, decesos, sospechosos y tasa de letalidad a nivel estatal

        Al 5 de mayo de 2020, la base de datos sobre el COVID para el estado de Chihuahua tenía 1792 registros, de los cuales 600 eran de personas contagiadas, 782 de personas que resultaron negativas a la prueba y 410 sospechosas o pendientes de resultado. A nivel estatal, el número de contagios se distribuye en un 64.5 % en Ciudad Juárez (387), 26.5% en Chihuahua (159) y 9.0% en el resto de la entidad (54). Los decesos ascendían a 116, con una tasa estatal de letalidad de 19.33%.

 

Por regiones, los decesos se distribuyen en un 83.6% en Ciudad Juárez (97), 11.2% en la capital del estado (13) y 5.1% en el resto de la entidad (6). Para cada uno de estos lugares, las tasas de letalidad son 25.06% en Ciudad Juárez, 8.2% en la ciudad de Chihuahua y 11.1% en el resto de la entidad. A nivel nacional, la tasa de letalidad es menor a 9%. Comparativamente, la cantidad de decesos en Ciudad Juárez es 7.4 veces la de Chihuahua y 16.1 veces la del resto de la entidad. Y la tasa de letalidad en Ciudad Juárez es tres veces la de Chihuahua y más del doble del resto del estado.

 

En términos proporcionales, con datos censales al 2015, por cada cien mil habitantes, en Ciudad Juárez, la tasa de contagios es 27.8 y en la ciudad de Chihuahua es 18.3. Y respecto a la tasa de mortalidad COVID, esta es de 6.97 en Ciudad Juárez y 1.48 en la capital del estado. En perspectiva comparada y en términos proporcionales, lo anterior implica que Ciudad Juárez tiene 1.5 veces más contagios y 4.7 más decesos que la capital del estado.

 

Modo de contagio

         En el total de registros de la base de datos se observa 393 casos de personas que aseguran haber estado en contacto con otra persona contagiada (21.9%), mientras que el restante 78.1% asegura no haber estado en contacto (481) o no saber si tuvo o no contacto (903). Del total de personas que tuvieron contacto, 119 se contagiaron y 5 fallecieron (31.5% en conjunto). El resto de los 600 contagios en la entidad y de los 116 decesos las personas aseguraron no haber tenido contacto o no saber si lo hubo. En Ciudad Juárez, las personas que aseguran haber estado en contacto con otro paciente COVID son 20.9%, en Chihuahua 27% y en el resto del estado 25.9. El resto no tuvo contacto o no sabe. Destaca que en Ciudad Juárez es más alto el porcentaje que no saben si hubo o no contacto, con un 63.3%, mientras que en Chihuahua y resto del estado los porcentajes son 47.2 y 13.0 por ciento.

 

 

Edad y sexo

         Por sexo, las mujeres representan un 32% de los decesos en Ciudad Juárez y el 23.1% en la capital. La cantidad de mujeres aumenta en el número total de contagios y entre quienes resultaron negativos o están pendientes del resultado, con un 42.4 y 47.9 en Ciudad Juárez, y 48.6 y 51 por ciento en Chihuahua. Estos porcentajes exhiben un mayor número de muertes de personas del sexo masculino, así como una mayor cantidad de las mujeres en los decesos de Ciudad Juárez. A nivel nacional, los porcentajes por sexo son 41.8 y 58.2 por ciento para mujeres y hombres, respectivamente, por lo que la cantidad de mujeres en Ciudad Juárez es más alta que en la capital y resto de Chihuahua, pero menor a la nacional.[3]

 

         En cuanto a la edad, el promedio de edad de las personas fallecidas por COVID en Ciudad Juárez es 54 años, con un rango de edad mayoritario entre los 40 y 49 años (el 29.9%), seguido de personas entre los 50 y 59 años (26.90%). En la capital, el promedio de edad es de 67 años y con rangos de edad mayoritarios entre 70 años y más (53.85%) y 60 a 69 (23.08). Con relación a los contagios, en Ciudad Juárez el rango mayoritario de edad es el mismo, entre los 40 y 49 años, en tanto que en la capital es entre 30 y 39 años. Y las edades de las personas negativas a la prueba y pendientes de resultados son menores en ambos casos: en Ciudad Juárez son entre 30 y 39 años (26.15%) y el mismo rango en Chihuahua (25.81%).

 

En resumen, en Ciudad Juárez la edad de quienes fallecen es menor a la de quienes fallecen en la ciudad de Chihuahua. Asimismo, la edad es menor entre quienes se contagian, pero no mueren y todavía más entre quienes resultan negativos. A nivel nacional, las edades con mayor contagio son entre 45 y 48 años, en primer lugar, y 40 y 44 años. Los rangos de edad de Ciudad Juárez son semejantes a los nacionales.

 

Días que transcurren entre síntoma, ingreso al hospital y fallecimiento

         Acerca del tiempo que trascurre entre la presentación de los síntomas y el ingreso a un hospital, y entre el ingreso y el fallecimiento, en Ciudad Juárez los promedios de días son: 3 y 6 días, respectivamente. Y entre el síntoma y la muerte el promedio son 9 días.  Entre el día que ingresan y el primer día de hospitalización, muere el 22.7% de las personas; entre el día de ingreso y el tercer día fallece el 42.3%, y entre los 0 y los 6 días, fallece el 64.9%. En la capital del estado, aumenta el promedio de días. Entre el síntoma y el ingreso es 5, entre el ingreso y la defunción es 8, y entre el síntoma y la muerte transcurren 13 días. Asimismo, es menor el número de personas que fallece entre los 0 y los 6 días: entre el 0 y el 1 día, fallece el 23.1%, entre los días 2 y 3 no hay muertes, y entre los 0 y 6 días fallece el 46.2%. En suma, en Ciudad Juárez es menor el tiempo que transcurre entre el síntoma, el ingreso y el fallecimiento, y son más quienes mueren antes de 7 días (casi dos terceras partes).[4]

 

Sintomatología y comorbilidad

       Respecto a la sintomatología, en Ciudad Juárez el 64.9% de los decesos registrados presentaban neumonía. Este porcentaje es mayor únicamente en relación al de personas que fallecieron con resultados negativos o pendientes (56.7%), pero menor al de personas fallecidas por COVID en Chihuahua y resto del estado (69.2 y 66.7% respectivamente. Las personas solo contagiadas o con resultados negativos o pendientes tienen porcentajes menores, entre 56.7 y 22.1%. No obstante que el porcentaje de neumonía no es mayor que en los otros casos, cabe señalar que en Ciudad Juárez se encuentra la mayor proporción de personas intubadas y que fueron ingresadas a la unidad de cuidados intensivos (26 y 32 por ciento de los decesos). Es decir, en Ciudad Juárez no hay porcentualmente más casos de neumonía que en otros lugares, pero al presentarse mayor porcentaje de intubados y uso de Unidad de Cuidados Intensivos, es posible que lleguen más graves.

 

      En relación con la comorbilidad, considerando únicamente las enfermedades diabetes, epoc, hipertensión, cardiovascular y obesidad[5], se encuentra que los decesos por COVID en Ciudad Juárez tienen un índice de incidencia de 1.0. [6]  Esta incidencia es menor en relación con las que fallecen por otras causas (1.3) y respecto a las muertes por COVID que ocurren en la ciudad de Chihuahua y resto de la entidad (1.3 y 1.5). Asimismo, la incidencia de enfermedades de las personas que fallecen es mayor respecto a las personas con solo contagio y resultados negativos o pendientes, que oscilan entre .6 y .8. Es decir, de manera agregada no hay indicios de mayor comorbilidad en los decesos de Ciudad Juárez respecto a los de la capital y resto del estado. Visto en forma desagregada, la comorbilidad de las personas que fallecen por COVID en Ciudad Juárez, Chihuahua y el resto de la entidad, se observa que: 1) la incidencia en diabetes es más alta en Ciudad Juárez que en Chihuahua (41.2 y 23.1 por ciento), pero menor al resto del estado, con 50%; 2) y en hipertensión y obesidad la incidencia también es mayor en el resto del estado, con 50 y 33.3 por ciento, respectivamente, seguido de Chihuahua con 46.2 y 38.5 y Ciudad Juárez con 37.1 y 19.6.

 

A nivel nacional, los porcentajes para la diabetes, hipertensión y obesidad son 18.6, 21.73 y 20.9 por ciento. Por lo tanto, la comorbilidad de las personas que fallecieron por COVID en la entidad es más alta que la nacional, y con la excepción de la diabetes, menor en Ciudad Juárez respecto a la capital del estado y resto del estado.

 

Hospitalización y servicios médicos

         Acerca de la hospitalización y sector en que se ha atendido a las personas que fallecen por COVID, la mayoría se atiende en el IMSS (61.9% Ciudad Juárez y 46.2$ en Chihuahua) y le sigue en importancia la SSA (24.7 en Ciudad Juárez y 23.1 en Chihuahua). Cabe señalar que, a nivel estatal, de todas las personas que han acudido a un centro de salud registradas en la base de datos, el 40.7% acude al IMSS, el 38.8% a la SSA, el 6.0% al ISSSTE y el 11.2 a una institución privada, siendo la ciudad de Chihuahua donde acuden en mayor proporción.  

 

Conclusiones

         La estadística al 5 de mayo de 2020 muestra como datos sobresalientes y comparativos que en Ciudad Juárez: 1) la letalidad y proporción de muertes es significativamente mayor que en la capital del estado y el resto de la entidad; 2) es más alto el porcentaje de personas que no saben si tuvieron o no contacto con otra persona contagiada; 3) mueren proporcionalmente más mujeres que en el resto de la entidad; 4) las muertes por COVID ocurren a una edad más joven; 5) transcurre menos tiempo entre el síntoma, el ingreso y el fallecimiento; 6) es significativamente mayor  el número de personas atendidas por el IMSS; 7) quienes mueren presentan cuadros de neumonía en menor porcentaje que en Chihuahua, pero posiblemente con mayor avance porque es mayor la proporción de personas intubadas y en unidades de cuidados intensivos; 8 ) y en los decesos en Ciudad Juárez se tiene menor incidencia de comorbilidad que en Chihuahua y resto del estado, aunque destaca un alto número de diabéticos; 9) comparados con los datos nacionales, en Ciudad Juárez la proporción de mujeres es menor que a nivel nacional, es semejante por rangos de edad y tiempo que transcurre entre el ingreso al hospital o atención médica y el fallecimiento, y casi el doble de la comorbilidad en diabetes e hipertensión.

 

De acuerdo con lo anterior, sobre el COVID en el estado de Chihuahua  puede decirse que la probabilidad de contagio y deceso es: mayor si una persona reside en Ciudad Juárez; si es hombre o si es mujer radicada en esta ciudad; si se encuentra en edad laboral entre 40 y 59 años. Si la persona contagiada radica en Ciudad Juárez, asimismo, el tiempo entre el síntoma, el ingreso al hospital y el fallecimiento será menor y mayoritariamente será tratado en un hospital del IMSS, a donde acudirá con neumonía posiblemente en estado avanzado. La mayoría de las personas no sabrá como ocurrió el contagio, si tuvo o no contacto con otra persona contagiada.

 

Preguntas e hipótesis

          Con base en las conclusiones arriba presentadas quedan algunas preguntas e hipótesis de trabajo.

·                             En relación a la alta letalidad, considerando que no hay indicios de una comorbilidad mayor en Ciudad Juárez respecto al resto de la entidad, como aseguran las autoridades de salud,[7] cabe preguntar: ¿si no es este factor, qué otros factores pueden explicarla?

     En cuanto a la manera en que sucede el contagio, ya que la mayoría asegura no saber si tuvo o no contacto con otra persona, ¿dónde y cómo sucedió?

     En relación con el sexo ¿por qué en Ciudad Juárez mueren proporcionalmente más mujeres que en la capital y resto del estado?

     En relación con la edad, ¿por qué mueren a una edad más joven en Ciudad Juárez?

     En relación con el tiempo que transcurre entre los síntomas, el ingreso y el fallecimiento, ¿por qué en Ciudad Juárez es menor el tiempo trascurrido entre el síntoma, el ingreso y el fallecimiento? y ¿por qué muera casi la mitad entre el día o y el día 3 de hospitalización? Es decir, ¿por qué las personas aparentemente llegan tarde a la atención médica?

     ¿Influye en los decesos el tipo de institución médica que los atiende, así como los recursos disponibles y la calidad de la atención? ¿Cuántos de los decesos corresponden personas afiliadas o aseguradas al IMSS o a los servicios de salud estatales? ¿En qué tipo de actividades laboraban o qué profesión ejercían?

     ¿Es posible que esté correlacionado el perfil de los fallecimientos en cuanto a género, edad, tiempo que transcurre entre el síntoma, el ingreso y la muerte, y sistema de salud en que se hospitalizaron?

      

Como hipótesis general, puede plantearse que el perfil de género, edad y socioeconómico influyen en los decesos por COVID, al igual que el contexto sociocultural de las personas y las condiciones de la infraestructura de salud y calidad de la atención.  En ese sentido, es posible que los decesos sean mayoritariamente de personas que trabajan, aunque no es claro en qué proporción se trata de empleados formales o informales y de qué sector de la actividad económica.

 

No obstante, dado que la industria maquiladora es el sector con mayor participación de la población económicamente activa (PEA), con más de 298 mil trabajadores, cabe esperar que una alta proporción de los contagios y decesos provenga de ese sector.[8]En este sentido, en la estadística no se menciona la filiación de las personas que fallecen en el IMSS o en los servicios de salud estatales, pero por las características de la PEA ocupada, también es muy probable que entre los decesos haya muchos casos de personas afiliadas al IMSS, empleadas en el sector formal.[9]

 

Finalmente, se debe considerar la posibilidad de que la alta letalidad observada al 5 de mayo de 2020 sea temporal y aparente, debido a un subregistro en el número de contagios provocado por dificultades, errores, omisiones burocráticas voluntarias o involuntarias. Si fuera el caso, cabría esperar que la tasa de letalidad disminuya a medida que se corrigen esos factores y se reduce el margen de subregistro. En ese sentido, cabría esperar también que no solo crezcan los casos de contagio, sino también las cifras de decesos.

 

En suma, tales son algunas de las preguntas e hipótesis posibles derivadas de esta descripción de los datos oficiales sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua. Son interrogantes y respuestas tentativas cuya contrastación debe ser la más alta prioridad para la sociedad juarense. Despejar las dudas, reducir las suspicacias y crear un terreno para un diálogo fértil, exige revisar nuestro modelo de gestión informativa partiendo de la premisa de que la cantidad y calidad de la información pueden ayudarnos a dirimir las divergencias que nos dividen. En esta crisis social, económica y política provocada por la pandemia, es necesario construir una perspectiva compartida de ciudad y de justicia, para arribar a un consenso social amplios sobre el curso de acción que debemos tomar en lo inmediato y ante los nuevos desafíos que tenemos por delante, como es el anunciado e inminente “retorno” a la “nueva normalidad” y a la vida colectiva postpandemia.



[2] Ver https://www.gob.mx/salud/documentos/datos-abiertos-152127. Aunque hay críticas sobre la información oficial, por la manera en que se recaban los datos, y hay sospechas de subregistro intencional o no, es importante revisar esta información porque no hay otras fuentes disponibles. Aunque se trata de “datos abiertos”, estos no parecen tener suficiente difusión. Cabe hacer notar, en este sentido, que la falta fuentes alternativas de información, al igual que la subutilización informativa de los ya existentes, son parte de las carencias de nuestro modelo de gestión informativa.

[3] Los datos nacionales se obtuvieron en https://coronavirus.gob.mx/datos/ (13 de mayo).

[4] En un artículo publicado el 18 de abril en Reforma (“Covid en México: muerte súbita”) llama la atención que más de la mitad de las muertes ocurrieron entre los días 0, 1, 2 y 3, con cerca de un 20% que fallecía el día que acudió a un servicio médico o ingresó a un hospital. Como puede verse, hay semejanza entre los porcentajes de Ciudad Juárez y los nacionales.

[5] Las enfermedades asma, inmunosupresión, renal crónico y tabaquismo tienen escasa incidencia entre todos los grupos (pacientes y decesos COVID y con resultados negativos o pendientes.

[6] La comorbilidad consiste en la presencia de síntomas de una o más enfermedades adicionales a la principal enfermedad que está bajo tratamiento. El índice de incidencia es mayor a medida que los casos presentan más de una enfermedad. Si se trata de una sola enfermedad, el índice podrá ser 1 si la totalidad de los sujetos la presentan; en dos enfermedades, el índice será 2, si la totalidad de los casos presentan ambas enfermedades. En este caso, la mayor incidencia será de 5 y la menor 0, cuando la totalidad de sujetos presentan O enfermedad.

[8] De 301,447 en febrero, pasó a 298,950 en marzo, que laboran en 327 plantas. Representa un 65% del empleo formal en la ciudad, con 459,631 personas. El estado de Chihuahua es mayor generador de empleo en este sector, seguido por Baja California y Nuevo León. A nivel ciudad, Ciudad Juárez tiene el mayor número de empleados, seguida de Tijuana y Reynosa (https://indexjuarez.com/wp-content/uploads/2020/04/Abril-24.pdf.).

[9] En marzo de 2020, el IMSS registró 456,549 afiliados, de los cuales 297,956 se ocupaban en la industria de la transformación, con 286,898 empleados en plantas que ocupan entre 50 y más de mil empleados. Por sexo, en el sector se registran 128,552 mujeres y 169,504 hombres Respecto al número de asegurados, en noviembre de 2019 su director, Zoé Robledo, informó que había en Ciudad Juárez un millón 179 mil 709 derechohabientes (https://public.tableau.com/profile/imss.cpe#!/vizhome/TAempleoysalario_0/EmpleoySalario?publish=yes;  https://www.contrareplica.mx/nota-Ciudad-Juarez-de-las-regiones-con-mas-derechohabientes-IMSS2019251151254,591poblacion).

 

 


  Imprime este texto


Más Información de MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Fallecen siete más y suman 832 los
decesos por Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada
Entrega la UACJ
donativo a la Cruz Roja
| Portada
Alargan hasta el 21 de octubre
la restricción de cruces fronterizos
| Portada
Venden hamburguesas para comprar
medicamentos contra el cáncer infantil
| Portada
Matan a tiros a hombre en un
crucero de colonia Aztecas
| Portada
Lo asesinan a balazos al salir
de su vivienda en Salvárcar
| Portada
Soleado fin de semana,
en torno a los 30º C.: PC
| Portada
Se manifiestan feministas
contra la policía municipal
| Portada
''Ya es solo el PAN'' el que tiene
tomada La Boquilla: AMLO
| Portada
Llega Juárez a los 825
fallecimientos por Covid-19
| Portada
Arde de madrugada automóvil
en calles de La Cuesta
| Portada
Capturan bomberos a un
zorro al sur de la ciudad
| Portada
Lesionado al hospital tras un
choque en colonia Margaritas
| Portada
La UACJ invita al Concurso
Nacional de Cuentos Extremófilos
| Portada
Pide Ayuntamiento el envío de más
elementos de la Guardia Nacional
| Portada
Escapa madre adolescente y su bebé
de un albergue en colonia La Playa
| Portada
Lo matan pistoleros en el
patio de su casa en Zaragoza
| Portada
Atados y embozados ejecutan
a dos jóvenes en San Isidro
| Portada
Templado, en los 29º C.
y viento ligero: PC
| Portada
En La Boquilla, buscaban exgobernadores, nogaleros y políticos ''meternos en conflicto con Estados Unidos'': AMLO | Portada


Gotera

   Debut y despedada.

   Ya se cantaba la victoria porque con trabajo incendiario y de sabotaje previo, la toma de La Boquilla era la cereza del pastel.

   Fiesta de vivas y confeti era celebrada en el cuartel de guerra del frente electorero conservador 21/24 recién conformado, cuando cayó el balde de agua fría.

    Y a correr ijoesu pinche mauser¡ pues el gobierno federal a cañonazo limpio ha calado tremendo boquete en la fachada facha del búnker facho, con el congelamiento de cuentas bancarias a uno de los generales de la banda y a otros de los tenientes.

   Por "movimientos irregulares en el sistema financiero nacional". (Sabrá qué será eso, a no ser que sea lo que están pensando).

   Venían de meses acá de cachetito y cuchicuhi, ya con hartas reuniones públicas en bolita: Corral al frente en el estrado con sus antecesores en abanico a las espaldas --claro menos César Duarte, por que él sí ya está encarcelado aunque en veremos--

   Pero, júrenlo¡ después de ese madrazo jamás nadie voverá a ver juntos a los exgobernadores Fenando Baeza, Francisco Barrio, Patricio Martínez, José Reyes Baeza y el actual, su ahora ex jefe. Poco les duró el gusto --y a sus oligarcas patrones la satisfacción--

   Y seguro se producirá el milagro de que quienes no veían el agua, han de recuperar la vista y el cerebro para --con las mediciones de contenido vigentes-- razonar que el líquido en las presas alcanza para salir este ciclo y sembrar el próximo, a la vez que para entregar una parte a EUA conforme al Tratado de 1944.

   Lo que se espera es que en breve varios de los integrantes del movimiento panpriista hagan los honores a las respectivas órdenes de aprehensión por la quema de edificios, de vehículos y destrucción de instalaciones de la CFE, cuando no por delincuencia organizada.

   Por lo pronto, se le ve sudorosos dar vuelta en el aire, en malacanchoncha loca...agarrados de la pura colota peluda.


Más Gotera

Leviatán

La playa II


Ramón Quintana Woodstock

 

No me ha gustado tanto Cancún, ya que las playas están cerradas... Me hospedé en lugar barato en la zona centro. Las playas que he visitado -repito- están cerradas. Vengo de una que se llama Playa Delfines, se encuentra en la "zona hotelera" una de las áreas más ricas, es muy parecido a cualquier lugar de San Francisco o Los Ángeles, por sus calles limpias y ordenadas y su arquitectura fresca, solo que aquí el agua mejor, es cristalina y de tono azul turquesa, pero la policía federal solo permite tomar fotos pegado al pavimento, es decir en la calle, ya que no permiten ni acercarse a la arena.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Malditas apariencias

 

De la Redacción

 

Le decían la Calzones de fierro. Era algo fea, venía de Durango a trabajar como ingeniero civil. Supe que era de fuera y que pertenecía a aquel estado ya que sus dientes reclamaban la mirada de varios que nos gusta ser fisgones, pues estos enseñaban colores tendientes a los óxidos. No había forma de equivocarse, en la ciudad había bastante gente que provenía de aquel sitio con las mismas características. Mary, los ingenieros así la conocían y le llamaban por su nombre, sin embargo en su ausencia y para cuestión de ubicarla y diferenciarla de la asistente que también se llamaba Mary los pelafustanes le llamaban La Calzones de Fiero (LCF).

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

¿Nos representa una marca registrada?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Algo que me caga, perdón, me enoja, es que me digan que debo hacer.

No me mal entiendan, puedo tener un jefe y seguir sus instrucciones, o reconocer un líder y sumarme a su propuesta.

Lo que me caga es cuando alguien ve que hago algo y sugiere que actúe conforme sus intereses o conocimientos.

Deberían hacer una revista.

En lugar de marchar así, deberían marchar asá.

Deberían buscar un tema que nos afecte a toda la población.

Deberías de haberte quejado por la termoeléctrica.

¿Por qué no dijiste nada cuando fue el problema de Candados Presto?

En lugar de quemar las letras hubieran ido a quemar la estación de policía.

Deberían protestar en contra de mejorar el transporte público.


Mas Juárez

Sindéresis

Facciones encontradas

 

Francisco Flores Legarda


“Cada mente cree que sus límites son lo real.
Los sapos nacidos en el fondo de un pozo niegan la existencia del mar.”

Jodorowky


El farragoso procedimiento en el que metió el INE a Morena para que esta organización renueve su directiva nacional. Claro, desde Morena le abrieron las puertas al INE. Los mismos morenistas en el embrollo han proferido barbaridad y media, en la vulgar disputa por los puestos. Con las facciones han topado y puede ser su tropiezo. López Obrador es la unidad visible y posible, pero él está en otra encomienda y gobierna, con los colaboradores que ha designado, para todos, poniendo los cimientos de un proyecto. No hay otro para Morena ¿O sí?


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com